CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

Message
Auteur
Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2561
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#61 Message par InHocSignoVinces » sam. 11 déc. 2021 15:38

CAPÍTULO 24

Trata cómo se ha de rezar oración vocal con perfección, y cuán
junta anda con ella la mental.




1. Ahora, pues, tornemos a hablar con las almas que he dicho que
no se pueden recoger ni atar los entendimientos en oración mental
ni tener consideración. No nombremos aquí estas dos cosas, pues
no sois para ellas, que hay muchas personas en hecho de verdad
que sólo el nombre de oración mental o contemplación parece las
atemoriza,
[2] y porque si alguna viene a esta casa, que también,
como he dicho, no van todos por un camino.

Pues lo que quiero ahora aconsejaros (y) aun puedo decir
enseñaros, porque, como madre, con el oficio de priora que tengo,
es lícito), cómo habéis de rezar vocalmente, porque es razón
entendáis lo que decís. Y porque quien no puede pensar en Dios
puede ser que oraciones largas también le cansen, tampoco me
quiero entremeter en ellas, sino en las que forzado habemos de
rezar, pues somos cristianos, que es el Paternóster y Avemaría;
porque no puedan decir por nosotras que hablamos y no nos
entendemos, salvo si no nos parece basta irnos por la costumbre,
con sólo pronunciar las palabras, que esto basta. Si basta o no, en
eso no me entremeto, los letrados lo dirán. Lo que yo querría
hiciésemos nosotras, hijas, es que no nos contentemos con solo
eso. Porque cuando digo «credo», razón me parece será que
entienda y sepa lo que creo; y cuando «Padre nuestro», amor será
entender quién es este Padre nuestro y quién es el maestro que
nos enseñó esta oración.



3. Si queréis decir que ya os lo sabéis y que no hay para qué se os
acuerde, no tenéis razón; que mucho va de maestro a maestro,
pues aun de los que acá nos enseñan es gran desgracia no nos
acordar; en especial, si son santos y son maestros del alma, es
imposible, si somos buenos discípulos. Pues de tal maestro como
quien nos enseñó esta oración y con tanto amor y deseo que nos
aprovechase, nunca Dios quiera que no nos acordemos de El
muchas veces cuando decimos la oración, aunque por ser flacos no
sean todas.



4. Pues cuanto a lo primero, ya sabéis que enseña Su Majestad que
sea a solas; que así lo hacía El siempre que oraba, y no por su
necesidad, sino por nuestro enseñamiento. Ya esto dicho se está
que no se sufre hablar con Dios y con el mundo, que no es otra
cosa estar rezando y escuchando por otra parte lo que están
hablando, o pensar en lo que se les ofrece sin más irse a la mano;
salvo si no es algunos tiempos que, o de malos humores -en
especial si es persona que tiene melancolía- o flaqueza de cabeza,
que aunque más lo procura no puede, o que permite Dios días de
grandes tempestades en sus siervos para más bien suyo, y aunque
se afligen y procuran quietarse, no pueden ni están en lo que dicen,
aunque más hagan, ni asienta en nada el entendimiento, sino que
parece tiene frenesí, según anda desbaratado.



CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2561
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#62 Message par InHocSignoVinces » lun. 13 déc. 2021 15:51

5. Y en la pena que da a quien lo tiene, verá que no es a culpa
suya. Y no se fatigue, que es peor, ni se canse en poner seso a
quien por entonces no le tiene, que es su entendimiento, sino rece
como pudiere; y aun no rece, sino como enferma procure dar alivio
a su alma: entienda en otra obra de virtud.

Esto es ya para personas que traen cuidado de sí y tienen
entendido no han de hablar a Dios y al mundo junto.


Lo que podemos hacer nosotros es procurar estar a solas, y plega a
Dios que baste, como digo, para que entendamos con quién
estamos y lo que nos responde el Señor a nuestras peticiones.
¿Pensáis que está callado? Aunque no le oímos, bien habla al
corazón cuando le pedimos de corazón.


Y bien es consideremos somos cada una de nosotras a quien
enseñó esta oración y que nos la está mostrando, pues nunca el
maestro está tan lejos del discípulo que sea menester dar voces,
sino muy junto. Esto quiero yo entendáis vosotras os conviene para
rezar bien el Paternóster: no se apartar de cabe el Maestro que os
le mostró.



6. Diréis que ya esto es consideración, que no podéis ni aun queréis
sino rezar vocalmente; porque también hay personas mal sufridas y
amigas de no se dar pena, que como no lo tienen de costumbre,
esla recoger el pensamiento al principio; y por no cansarse un poco,
dicen que no pueden más ni lo saben, sino rezar vocalmente.


Tenéis razón en decir que ya es oración mental. Mas yo os digo,
cierto, que no sé cómo lo aparte, si ha de ser bien rezado lo vocal y
entendiendo con quién hablamos. Y aun es obligación que
procuremos rezar con advertencia. Y aun plega a Dios que con
estos remedios vaya bien rezado el Paternóster y no acabemos en
otra cosa impertinente. Yo lo he probado algunas veces, y el mejor
remedio que hallo es procurar tener el pensamiento en quien
enderezó las palabras. Por eso tened paciencia y procurad hacer
costumbre de cosa tan necesaria.



CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2561
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#63 Message par InHocSignoVinces » mer. 15 déc. 2021 11:37

CAPÍTULO 25

En que dice lo mucho que gana un alma que reza con perfección
vocalmente, y cómo acaece levantarla Dios de allí a cosas
sobrenaturales.



1. Y porque no penséis se saca poca ganancia de rezar vocalmente
con perfección, os digo que es muy posible que estando rezando el
Paternóster os ponga el Señor en contemplación perfecta, o
rezando otra oración vocal; que por estas vías muestra Su Majestad
que oye al que le habla, y le habla su grandeza, suspendiéndole el
entendimiento y atajándole el pensamiento, y tomándole -como
dicen- la palabra de la boca, que aunque quiere no puede hablar si
no es con mucha pena;
[2] entiende que sin ruido de palabras le
está enseñando este Maestro divino, suspendiendo las potencias,
porque entonces antes dañarían que aprovecharían si obrasen.
Gozan sin entender cómo gozan. Está el alma abrasándose en
amor y no entiende cómo ama. Conoce que goza de lo que ama y
no sabe cómo lo goza. Bien entiende que no es gozo que alcanza el
entendimiento a desearle. Abrázale la voluntad sin entender cómo.
Mas en pudiendo entender algo, ve que no es éste bien que se
puede merecer con todos los trabajos que se pasasen juntos por
ganarle en la tierra. Es don del Señor de ella y del cielo, que en fin
da como quien es.

Esta, hijas, es contemplación perfecta.



3. Ahora entenderéis la diferencia que hay de ella a la oración
mental, que es lo que queda dicho: pensar y entender qué
hablamos y con quién hablamos y quién somos los que osamos
hablar con tan gran Señor. Pensar esto y otras cosas semejantes
de lo poco que le hemos servido y lo mucho que estamos obligados
a servir es oración mental. No penséis es otra algarabía, ni os
espante el nombre. Rezar el Paternóster y Avemaría o lo que
quisiereis, es oración vocal.


Pues mirad qué mala música hará sin lo primero: aun las palabras
no irán con concierto todas veces. En estas dos cosas podemos
algo nosotros, con el favor de Dios; en la contemplación que ahora
dije, ninguna cosa: Su Majestad es el que todo lo hace, que es obra
suya sobre nuestro natural.



4. Como está dado a entender esto de contemplación muy
largamente, lo mejor que yo lo supe declarar, en la relación que
tengo dicho escribí para que viesen mis confesores de mi vida -que
me lo mandaron-, no lo digo aquí ni hago más de tocar en ello. Las
que hubiereis sido tan dichosas que el Señor os llegue a estado de
contemplación, si le pudieseis haber, puntos tiene y avisos que el
Señor quiso acertase a decir, que os consolarían mucho y
aprovecharían, a mi parecer y al de algunos que le han visto, que le
tienen para hacer caso de él; que vergüenza es deciros yo que
hagáis caso del mío, y el Señor sabe la confusión con que escribo
mucho de lo que escribo. ¡Bendito sea que así me sufre! Las que -
como digo- tuvieren oración sobrenatural, procúrenle después de yo
muerta; las que no, no hay para qué, sino esforzarse a hacer lo que
en éste va dicho, y deje al Señor, que es quien lo ha de dar y no os
lo negará si no os quedáis en el camino, sino que os esforzáis hasta
llegar a la fin.



CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2561
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#64 Message par InHocSignoVinces » ven. 17 déc. 2021 13:03

CAPÍTULO 26

En que va declarando el modo para recoger el pensamiento. -Pone
medios para ello. -Es capítulo muy provechoso para los que
comienzan oración.



1. Ahora, pues, tornemos a nuestra oración vocal para que se rece
de manera que, sin entendernos, nos lo dé Dios todo junto, y para -
como he dicho- rezar como es razón.

La examinación de la conciencia y decir la confesión y santiguaros,
ya se sabe ha de ser lo primero.

Procurad luego, hija, pues estáis sola, tener compañía. Pues ¿qué
mejor que la del mismo maestro que enseñó la oración que vais a
rezar? Representad al mismo Señor junto con vos y mirad con qué
amor y humildad os está enseñando. Y creedme, mientras pudiereis
no estéis sin tan buen amigo. Si os acostumbráis a traerle cabe vos
y El ve que lo hacéis con amor y que andáis procurando
contentarle, no le podréis -como dicen- echar de vos; no os faltará
para siempre; ayudaros ha en todos vuestros trabajos; tenerle heis
en todas partes: ¿pensáis que es poco un tal amigo al lado?



2. ¡Oh hermanas, las que no podéis tener mucho discurso del
entendimiento ni podéis tener el pensamiento sin divertiros!,
¡acostumbraos, acostumbraos! Mirad que sé yo que podéis hacer
esto, porque pasé muchos años por este trabajo de no poder
sosegar el pensamiento en una cosa, y eslo muy grande. Mas sé
que no nos deja el Señor tan desiertos, que si llegamos con
humildad a pedírselo, no nos acompañe. Y si en un año no
pudiéremos salir con ello, sea en más. No nos duela el tiempo en
cosa que tan bien se gasta. ¿Quién va tras nosotros? Digo que
esto, que puede acostumbrarse a ello, y trabajar andar cabe este
verdadero Maestro.



3. No os pido ahora que penséis en El ni que saquéis muchos
conceptos ni que hagáis grandes y delicadas consideraciones con
vuestro entendimiento; no os pido más de que le miréis. Pues
¿quién os quita volver los ojos del alma, aunque sea de presto si no
podéis más, a este Señor? Pues podéis mirar cosas muy feas, ¿y
no podréis mirar la cosa más hermosa que se puede imaginar?
Pues nunca, hijas, quita vuestro Esposo los ojos de vosotras. Haos
sufrido mil cosas feas y abominaciones contra El y no ha bastado
para que os deje de mirar, ¿y es mucho que, quitados los ojos de
estas cosas exteriores, le miréis algunas veces a El? Mirad que no
está aguardando otra cosa, como dice a la esposa, sino que le
miremos. Como le quisiereis, le hallaréis. Tiene en tanto que le
volvamos a mirar, que no quedará por diligencia suya.



4. Así como dicen ha de hacer la mujer, para ser bien casada, con
su marido, que si está triste, se ha de mostrar ella triste y si está
alegre, aunque nunca lo esté, alegre (mirad) de qué sujeción os
habéis librado, hermanas), esto con verdad, sin fingimiento, hace el
Señor con nosotros: que El se hace el sujeto, y quiere seáis vos la
señora, y andar El a vuestra voluntad. Si estáis alegre, miradle
resucitado; que sólo imaginar cómo salió del sepulcro os alegrará.
Mas ¡con qué claridad y con qué hermosura! ¡Con qué majestad,
qué victorioso, qué alegre! Como quien tan bien salió de la batalla
adonde ha ganado un tan gran reino, que todo le quiere para vos, y
a sí con él. Pues ¿es mucho que a quien tanto os da volváis una
vez los ojos a mirarle?



CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2561
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#65 Message par InHocSignoVinces » ven. 31 déc. 2021 18:23

5. Si estáis con trabajos o triste, miradle camino del huerto: ¡qué
aflicción tan grande llevaba en su alma, pues con ser el mismo
sufrimiento la dice y se queja de ella! O miradle atado a la columna,
lleno de dolores, todas sus carnes hechas pedazos por lo mucho
que os ama; tanto padecer, perseguido de unos, escupido de otros,
negado de sus amigos, desamparado de ellos, sin nadie que vuelva
por El, helado de frío, puesto en tanta soledad, que el uno con el
otro os podéis consolar. O miradle cargado con la cruz, que aun no
le dejaban hartar de huelgo. Miraros ha El con unos ojos tan
hermosos y piadosos, llenos de lágrimas, y olvidará sus dolores por
consolar los vuestros, sólo porque os vayáis vos con El a consolar y
volváis la cabeza a mirarle.



6. «¡Oh Señor del mundo, verdadero Esposo mío! -le podéis vos
decir, si se os ha enternecido el corazón de verle tal, que no sólo
queráis mirarle, sino que os holguéis de hablar con El, no oraciones
compuestas, sino de la pena de vuestro corazón, que las tiene El en
muy mucho-, ¿tan necesitado estáis, Señor mío y Bien mío, que
queréis admitir una pobre compañía como la mía, y veo en vuestro
semblante que os habéis consolado conmigo? Pues ¿cómo, Señor,
es posible que os dejan solo los ángeles, y que aun no os consuela
vuestro Padre? Si es así, Señor, que todo lo queréis pasar por mí,
¿qué es esto que yo paso por Vos? ¿De qué me quejo? Que ya he
vergüenza, de que os he visto tal, que quiero pasar, Señor, todos
los trabajos que me vinieren y tenerlos por gran bien por imitaros en
algo. Juntos andemos, Señor. Por donde fuereis, tengo de ir. Por
donde pasareis, tengo de pasar».



7. Tomad, hija, de aquella cruz. No se os dé nada de que os
atropellen los judíos, porque El no vaya con tanto trabajo. No hagáis
caso de lo que os dijeren. Haceos sorda a las murmuraciones.
Tropezando, cayendo con vuestro Esposo, no os apartéis de la cruz
ni la dejéis. Mirad mucho el cansancio con que va y las ventajas
que hace su trabajo a los que vos padecéis, por grandes que los
queráis pintar. Y por mucho que los queráis sentir, saldréis
consolada de ellos, porque veréis son cosa de burla comparados a
los del Señor.



8. Diréis, hermanas, que cómo se podrá hacer esto, que si le vierais
con los ojos del cuerpo en el tiempo que Su Majestad andaba en el
mundo, que lo hicierais de buena gana y le mirarais siempre.

-No lo creáis, que quien ahora no se quiere hacer un poquito de
fuerza a recoger siquiera la vista para mirar dentro de sí a este
Señor (que) lo puede hacer sin peligro, sino con tantito cuidado),
muy menos se pusiera al pie de la cruz con la Magdalena, que veía
la muerte al ojo. Mas ¡qué debía pasar la gloriosa Virgen y esta
bendita Santa! ¡Qué de amenazas, qué de malas palabras y qué de
encontrones, y qué descomedidas! Pues ¡con qué gente lo habían
tan cortesana! Sí, lo era del infierno, que eran ministros del
demonio. Por cierto que debía ser terrible cosa lo que pasaron; sino
que, con otro dolor mayor, no sentirían el suyo.

Así que, hermanas, no creáis erais para tan grandes trabajos, si no
sois para cosas tan pocas. Ejercitándoos en ellas, podéis venir a
otras mayores.



CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2561
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#66 Message par InHocSignoVinces » lun. 03 janv. 2022 22:20

9. Lo que podéis hacer para ayuda de esto, procurad traer una
imagen o retrato de este Señor que sea a vuestro gusto; no para
traerle en el seno y nunca le mirar, sino para hablar muchas veces
con El, que El os dará qué le decir. Como habláis con otras
personas, ¿por qué os han más de faltar palabras para hablar con
Dios? No lo creáis; al menos yo no os creeré, si lo usáis; porque si
no, el no tratar con una persona causa extrañeza y no saber cómo
nos hablar con ella, que parece no la conocemos, y aun aunque sea
deudo, porque deudo y amistad se pierde con la falta de
comunicación.



10. También es gran remedio tomar un libro de romance bueno, aun
para recoger el pensamiento, para venir a rezar bien vocalmente, y
poquito a poquito ir acostumbrando el alma con halagos y artificio
para no la amedrentar. Haced cuenta que ha muchos años que se
ha ido de con su esposo, y que hasta que quiera tornar a su casa
es menester mucho saberlo negociar, que así somos los pecadores:
tenemos tan acostumbrada nuestra alma y pensamiento a andar a
su placer, o pesar, por mejor decir, que la triste alma no se
entiende, que para que torne a tomar amor a estar en su casa es
menester mucho artificio, y si no es así y poco a poco, nunca
haremos nada.


Y tórnoos a certificar que si con cuidado os acostumbráis a lo que
he dicho, que sacaréis tan gran ganancia que, aunque yo os la
quisiera decir, no sabré. Pues juntaos cabe este buen Maestro, muy
determinadas a deprender lo que os enseña, y Su Majestad hará
que no dejéis de salir buenas discípulas, ni os dejará si no le dejáis.
Mirad las palabras que dice aquella boca divina, que en la primera
entenderéis luego el amor que os tiene, que no es pequeño bien y
regalo del discípulo ver que su maestro le ama.



CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2561
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#67 Message par InHocSignoVinces » mer. 05 janv. 2022 21:17

CAPÍTULO 27

En que trata el gran amor que nos mostró el Señor en las primeras
palabras del Paternóster, y lo mucho que importa no hacer caso
ninguno del linaje las que de veras quieren ser hijas de Dios.



1. «Padre nuestro que estás en los cielos».

¡Oh Señor mío, cómo parecéis Padre de tal Hijo y cómo parece
vuestro Hijo hijo de tal Padre! ¡Bendito seáis por siempre jamás!
¿No fuera al fin de la oración esta merced, Señor, tan grande? En
comenzando, nos henchís las manos y hacéis tan gran merced que
sería harto bien henchirse el entendimiento para ocupar de manera
la voluntad que no pudiese hablar palabra.

¡Oh, qué bien venía aquí, hijas, contemplación perfecta! ¡Oh, con
cuánta razón se entraría el alma en sí para poder mejor subir sobre
sí misma a que le diese este santo Hijo a entender qué cosa es el
lugar adonde dice que está su Padre, que es en los cielos!
Salgamos de la tierra, hijas mías, que tal merced como ésta no es
razón se tenga en tan poco, que después que entendamos cuán
grande es nos quedemos en la tierra.



2. ¡Oh Hijo de Dios y Señor mío!, ¿cómo dais tanto junto a la
primera palabra? Ya que os humilláis a Vos con extremo tan grande
en juntaros con nosotros al pedir y haceros hermano de cosa tan
baja y miserable, ¿cómo nos dais en nombre de vuestro Padre todo
lo que se puede dar, pues queréis que nos tenga por hijos, que
vuestra palabra no puede faltar? Obligáisle a que la cumpla, que no
es pequeña carga, pues en siendo Padre nos ha de sufrir por
graves que sean las ofensas. Si nos tornamos a El, como al hijo
pródigo hanos de perdonar, hanos de consolar en nuestros
trabajos, hanos de sustentar como lo ha de hacer un tal Padre, que
forzado ha de ser mejor que todos los padres del mundo, porque en
El no puede haber sino todo bien cumplido, y después de todo esto
hacernos participantes y herederos con Vos.



3. Mirad, Señor mío, que ya que Vos, con el amor que nos tenéis y
con vuestra humildad, no se os ponga nada delante, en fin, Señor,
estáis en la tierra y vestido de ella, pues tenéis nuestra naturaleza,
parece tenéis causa alguna para mirar nuestro provecho; mas mirad
que vuestro Padre está en el cielo; Vos lo decís; es razón que
miréis por su honra. Ya que estáis Vos ofrecido a ser deshonrado
por nosotros, dejad a vuestro Padre libre; no le obliguéis a tanto por
gente tan ruin como yo, que le ha de dar tan malas gracias.



CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2561
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#68 Message par InHocSignoVinces » dim. 09 janv. 2022 19:03

4. ¡Oh buen Jesús, qué claro habéis mostrado ser una cosa con El,
y que vuestra voluntad es la suya y la suya vuestra! ¡Qué confesión
tan clara, Señor mío! ¡Qué cosa es el amor que nos tenéis! Habéis
andado rodeando, encubriendo al demonio que sois Hijo de Dios, y
con el gran deseo que tenéis de nuestro bien no se os pone cosa
delante por hacernos tan grandísima merced. ¿Quién la podía
hacer sino Vos, Señor? Yo no sé cómo en esta palabra no entendió
el demonio quién erais, sin quedarle duda. Al menos bien veo, mi
Jesús, que habéis hablado, como Hijo regalado, por Vos y por
nosotros, y que sois poderoso para que se haga en el cielo lo que
Vos decís en la tierra. Bendito seáis por siempre, Señor mío, que
tan amigo sois de dar, que no se os pone cosa delante.



5. Pues ¿paréceos, hijas, que es buen maestro éste, pues para
aficionarnos a que deprendamos lo que nos enseña, comienza
haciéndonos tan gran merced? Pues ¿paréceos ahora que será
razón que, aunque digamos vocalmente esta palabra, dejemos de
entender con el entendimiento, para que se haga pedazos nuestro
corazón con ver tal amor? Pues ¿qué hijo hay en el mundo que no
procure saber quién es su padre, cuando le tiene bueno y de tanta
majestad y señorío? Aun si no lo fuera, no me espantara no nos
quisiéramos conocer por sus hijos, porque anda el mundo tal que si
el padre es más bajo del estado en que está el hijo, no se tiene por
honrado en conocerle por padre.



6. Esto no viene aquí, porque en esta casa nunca plega a Dios haya
acuerdo de cosa de éstas, sería infierno; sino que la que fuere más,
tome menos a su padre en la boca. Todas han de ser iguales.

¡Oh Colegio de Cristo, que tenía más mando San Pedro con ser un
pescador y le quiso así el Señor, que San Bartolomé, que era hijo
de rey! Sabía Su Majestad lo que había de pasar en el mundo sobre
cuál era de mejor tierra, que no es otra cosa sino debatir si será
buena para adobes o para tapias. ¡Válgame Dios, qué gran trabajo
traemos! Dios os libre, hermanas, de semejantes contiendas,
aunque sea en burlas. Yo espero en Su Majestad que sí hará.
Cuando algo de esto en alguna hubiese, póngase luego remedio y
ella tema no sea estar Judas entre los Apóstoles; denla penitencias
hasta que entienda que aun tierra muy ruin no merecía ser.

Buen Padre os tenéis, que os da el buen Jesús. No se conozca
aquí otro padre para tratar de él. Y procurad, hijas mías, ser tales
que merezcáis regalaros con El, y echaros en sus brazos. Ya sabéis
que no os echará de sí, si sois buenas hijas. Pues ¿quién no
procurará no perder tal Padre?



7. ¡Oh, válgame Dios!, y que hay aquí en qué os consolar, que por
no me alargar más lo quiero dejar a vuestros entendimientos; que
por disparatado que ande el pensamiento, entre tal Hijo y tal Padre
forzado ha de estar el Espíritu Santo, que enamore vuestra voluntad
y os la ate tan grandísimo amor, ya que no baste para esto tan gran
interés.



CONTINUARÁ...

Répondre

Revenir à « Sainte Thérèse d'Avila »

Qui est en ligne ?

Utilisateurs parcourant ce forum : Aucun utilisateur inscrit et 1 invité