La NUEVA MISA, por Louis Salleron

Message
Auteur
Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 1351
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: La NUEVA MISA, por Louis Salleron

#51 Message par InHocSignoVinces » mer. 19 févr. 2020 13:21

El 20 de enero, en una carta dirigida al director de la revista Carrefour, el prior de Taizé nos pedía publicar una entrevista preparada por La Croix con el objeto de disipar "las malas interpretaciones que hayan podido producirse acerca de la actitud de Taizé frente a la eucaristía".

El 4 de febrero accedimos a lo solicitado.

He aquí, en lo tocante a la nueva misa, el interrogante que se le planteó y la respuesta que dio:
—Usted acaba de pasar un mes en Roma. Estuvo allí cuando el torbellino que se produjo al iniciarse la nueva liturgia de la misa. Tuvo usted una audiencia privada con Paulo VI. ¿Qué valor tiene para Ud. el nuevo ordo missae?

—Le contesto enseguida: la cuestión de la nueva misa no fue abordada en la audiencia con el papa Paulo VI. De eso sólo hablé con el cardenal Ottaviani.

"Desde hace muchos años la misa católica se celebra todos los días en Taizé, desde hace seis años la rezan hermanos franciscanos. Por mi parte, tengo la seguridad de que en el nuevo ordo missae la sustancia es la misma que la que siempre se vivió y se rezó hasta ahora.

"Por supuesto que estoy demasiado marcado por una vida de oración litúrgica para no comprender a los que tienen dificultad en captar las evoluciones actuales. Pero en esta época de la historia de los cristianos, preparémonos sobre todo para el día en que viviremos juntos la fiesta ofrecida por Cristo resucitado en la eucaristía. ¿No se nos pide a todos, también a nosotros los hermanos de Taizé, que vivimos con hermanos católicos, incorporarnos al presente designio pastoral del papa Paulo VI? Y, para las nuevas generaciones, ¿no retrasamos el avance del ecumenismo al rechazar la confianza en el siervo de los siervos de Dios? ¿La unidad visible puede reconstruirse si no es en la confianza recíproca? ¿Acaso no es a través de esa confianza como se prepara el dinamismo creador, el que surge de toda reconciliación?".


A renglón seguido de esta declaración del prior de Taizé agregábamos las siguientes reflexiones:

"Con todo gusto, respondiendo al deseo del prior de Taizé, insertamos esta puntualización. Nadie ignora los esfuerzos que realiza la comunidad de Taizé en favor de la reunión de los cristianos. Aquí nos da una nueva prueba.

"Pero ya que se nos ofrece la oportunidad, querríamos formularle otra pregunta al prior de Taizé.

"Declaramos que al formularla no nos mueve ningún espíritu de malicia. La planteamos movidos por un empeño de clarificación.

"Las malas interpretaciones a las que alude el prior de Taizé surgieron a raíz de un artículo del Hermano Max Thurian aparecido en La Croix del 30 de mayo de 1969, en el cual el Hermano decía que uno de los frutos del nuevo ordo missae «será tal vez que comunidades no católicas puedan celebrar la Santa Cena con las mismas oraciones que la Iglesia Católica. Teológicamente, es posible».

"Esa declaración era perfectamente clara: los protestantes no podían celebrar la Santa Cena con las oraciones del ordo missae antiguo; con el nuevo ordo pueden hacerlo. Por lo tanto, consideran que se ha producido un cambio «teológico» entre un ordo y el otro.

"La pregunta que le formulamos es la siguiente:

“¿Por qué los hermanos de Taizé que no aceptan la misa tradicional —la de San Pío V— aceptan la nueva misa? ¿A sus ojos, cuál es la diferencia sustancial entre las dos misas que les permite aceptar la nueva cuando rechazaban la antigua?

"En la entrevista que reprodujimos antes, el prior de Taizé decía: «Por mi parte, tengo la seguridad de que en el nuevo ordo missae la sustancia de la misa es la misma que la que siempre se vivió y se rezó hasta ahora».

"Paulo VI nos da la misma seguridad. Pero el problema que se le plantea al católico raso es el siguiente: ¿cómo es que los cambios de la nueva misa son secundarios para los católicos, pero son esenciales para los protestantes?

CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 1351
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: La NUEVA MISA, por Louis Salleron

#52 Message par InHocSignoVinces » mer. 26 févr. 2020 12:09

"El papa ha dicho que la nueva misa es la misa de siempre, liberada sencillamente de agregados superfluos, obra de los siglos. Esa es también la opinión de sabios benedictinos, por otra parte reputados de integristas. Entonces las preguntas acuden a la mente en tropel.


"¿Acaso San Pío V, acaso el Concilio de Trento, se habrían aferrado torpemente a detalles, al precio de un cisma del cual serían responsables? ¿O bien sólo habrán conservado ciertos ritos nada más que para preservar mejor la sustancia de los dogmas amenazados por el protestantismo? Pero entonces, si los nuevos, válidos en sí mismos por el sentido que se les puede dar, son equívocos al punto de ser aceptados por los protestantes que los reciben con otro sentido, ¿no hay peligro de favorecer un ecumenismo superficial que sólo nos conducirá a nuevos desgarramientos?


"Cuando el papa y el prior de Taizé dicen igualmente que de un ordo al otro la sustancia de la misa no ha cambiado, esa sustancia es necesariamente diferente en su espíritu. Porque para el papa, lo que se ha eliminado era lo superfluo, pero algo superfluo conforme a la sustancia de la misa, mientras que para el prior de Taizé era también lo superfluo, pero algo superfluo no conforme con la sustancia de la misa. De ahí la reflexión del Hermano Max Thurian de que en lo sucesivo católicos y protestantes pueden usar por igual las oraciones del nuevo ordo. En efecto, pueden, pero por razones opuestas. Los católicos pueden porque el nuevo ordo conserva la sustancia de la misa; los protestantes pueden porque el nuevo ordo vuelve a desprender la sustancia de la misa. Así, pues, estamos en la confusión total. Con las mismas oraciones, católicos y protestantes no concelebrarían la misma misa.


"Es exacto lo que temían los cardenales Ottaviani y Bacci cuando escribían al papa para suplicarle que conservase el antiguo ordo missae. No decían que el nuevo ordo sea herético. Decían que corre el peligro de favorecer las herejías por su ambigüedad. Las malas interpretaciones actuales muestran que sus temores estaban justificados. Porque la posición del Hermano M. Thurian no es la única. Al igual que él, varios protestantes eminentes han dicho por escrito que de ahora en adelante el nuevo ritual de la misa podían usarlo para su cena. En su mente no hay duda de que algún obstáculo teológico se ha derrumbado gracias a este nuevo ritual. ¿Qué obstáculo? Es lo que no conseguimos averiguar. Por eso esperamos que el prior de Taizé tenga a bien contestar la pregunta que antes le formulamos".

CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 1351
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: La NUEVA MISA, por Louis Salleron

#53 Message par InHocSignoVinces » mer. 04 mars 2020 11:24

Algunos días más tarde, el Hermano Roger Schutz, prior de Taizé, nos dirigía su respuesta, que publicamos el 18 de febrero en Carrefour:
"Taizé, 11 de febrero de 1970.

"Estimado señor:

"Me solicita responder a su artículo. Si bien me niego siempre a eso porque los golpes de las argumentaciones hacen daño sin que se llegue a una mejor comprensión, no obstante quiero escribirle porque creo discernir la inquietud que lo mueve, y eso es lo que importa. En la medida en que los hombres sufren se ensancha su corazón para marchar al reencuentro.

"Aquí en Taizé recibo a católicos, hombres y mujeres, que no llegan a comprender lo que sucede en la Iglesia. Pues bien, hace un año, en la Epifanía de 1969, celebrada siempre en Taizé con una oración nocturna y un día de fiesta, oí a uno de los hermanos franciscanos que vive aquí entonar solo un admirable canto gregoriano. Inmediatamente recordé los rostros de esos cristianos angustiados, y acudieron a mi memoria los diálogos que sostuve con esos católicos que no soportaban las innovaciones en la oración. Me dije entonces para mis adentros: ¿por qué no cantar, de vez en cuando, un antiguo himno gregoriano en latín, después de nuestras Completas del domingo por la noche? A los que me preguntaron luego por qué lo hacíamos, si nadie nos obligaba a ello, les respondí: somos hombres libres y una señal de amistad, aunque sea para unos pocos, significa mucho.

"Lo que hoy importa, ¿no es, acaso, conservar el optimismo de la fe, la alegría, la paz, el amor a la Iglesia, sin los cuales no habrá reconstitución de la unidad visible de todos los cristianos? Dios dirige la Iglesia y nada prevalecerá contra ella; ella es el cuerpo de Cristo, ella lo es todo para nosotros. Nos sentiríamos tocados en lo más profundo si, en medio del malestar actual, viviéramos como cristianos en la angustia y el pesimismo.

"He ahí la causa de que en Taizé queramos ir más allá de las posiciones tradicionales de la Iglesia, de la que provenimos, para comprender la intuición pastoral que ha tenido el siervo de los siervos de Dios, el papa Paulo VI.

"Se lo repito una vez más: tengo la convicción de que la sustancia de la misa no ha cambiado, de que las palabras de Cristo «éste es mi cuerpo, este cáliz es la nueva alianza en mi sangre» son siempre una realidad también viviente y que en nada han sido relativizadas.

"Y puesto que su carta me llega en momentos en que, aun en pleno invierno, numerosos jóvenes desfilan por Taizé, me permito solicitarle que ruegue para que seamos fieles, para que conservemos el valor de realizar lo que se nos pide, sobre todo para con los jóvenes, ya que estamos tan poco preparados para ello por nuestra misma vocación.

"Muy fraternalmente se despide
Hermano Roger, prior de Taizé".

Por conmovedora que fuese, esta carta no contestaba nuestra pregunta.


CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 1351
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: La NUEVA MISA, por Louis Salleron

#54 Message par InHocSignoVinces » mer. 11 mars 2020 16:01

Por conmovedora que fuese, esta carta no contestaba nuestra pregunta. Así lo destacamos en un breve comentario:


"Agradecemos al prior de Taizé no haber eludido la respuesta que le solicitamos. Pero no podemos ocultar el hecho de que esa respuesta no tiene que ver con el interrogante planteado.

"No volveremos sobre todo lo que expresamos en nuestro artículo del 4 de febrero y en otros; pero al fin y al cabo, para los católicos rasos, sigue en pie un misterio: ¿en qué ha cambiado la «nueva misa», si es que ha cambiado, en relación con la antigua? Y si no ha cambiado ¿por qué la aceptan protestantes eminentes, cuando no aceptan la antigua?

"Lamentamos vivamente que ni del sector católico ni del sector protestante obtengamos contestación a preguntas tan sencillas.

"Tenemos perfecta conciencia de que la unidad católica no es sólo una cuestión de acuerdo sobre las palabras y las definiciones. El movimiento, la intención, la voluntad, la oración, la acción, son de gran valor y tienen mucho peso. Pero los equívocos deben ser disipados, en su momento. Sólo es posible entenderse cuando hay claridad. No podemos unirnos si no es en torno de una misma verdad.

"Ciertamente, los hermanos de Taizé, por el ejemplo que dan y por su profesión de fe, personalmente no pueden inspirar más que respeto. Eso no se discute. Lo que nos interesa es la cuestión que planteamos.

"El fin, el único fin por alcanzar, es la unidad de la Iglesia. No sería bueno que, por persistir una confusión que crea un malestar general, se produjeran nuevas y más profundas rupturas. La luz es condición de todo progreso ecuménico".
En el fondo, dado que Taizé constituye actualmente el símbolo del ecumenismo, lo que más importa es conocer su doctrina.

Decimos bien: su doctrina. Porque con respecto sus intenciones, no existen dudas, Los monjes de Taizé desean el regreso a la unidad de los cristianos. Para eso trabajan en el respeto a la conciencia, y eso les ha valido la "simpatía respetuosa" de Paulo VI.

Pero ¿qué piensan?, ¿qué creen? o sea, ¿cuál es su doctrina?

Un libro de Max Thurian nos permite saberlo con exactitud. Se trata de Sacerdote et ministère (Sacerdocio y ministerio), cuyo subtítulo, por lo demás, nos indica la preocupación del autor: "Investigación ecuménica".

No es ése el primer libro de su autor. Ya tiene publicada una docena. Pero éste es el último aparecido y se ocupa de una cuestión que pone más o menos en tela de juicio a todo el cristianismo. En ese libro encontramos suficientemente expuesta la doctrina de Taizé (o, al menos, la del Hermano Max Thurian, que imaginamos será también la de sus hermanos).

Digamos de entrada y del modo más inequívoco que dicha doctrina resulta absolutamente inconciliable con la doctrina católica.

Agreguemos que esa doctrina no tiene por qué desconcertar al lector católico. Se la encuentra, implícita o explícita, en los periódicos que se venden en las iglesias. Se la encuentra entre los teólogos católicos más nombrados. Se la encuentra, por desgracia, entre los príncipes de la Iglesia.

A ese respecto, no se podría menos que animar a los católicos a leer Sacerdocio y ministerio. Allí encontrarán la doctrina protestante de que se hallan a punto de impregnarse, pero al menos así sabrán que es protestante.

En el libro del Hermano Max Thurian podemos distinguir las "ideas de moda" y la "doctrina de fondo".



A CONTINUACIÓN... LAS IDEAS DE MODA DEL PROTESTANTE MAX THURIAN

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 1351
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: La NUEVA MISA, por Louis Salleron

#55 Message par InHocSignoVinces » mer. 18 mars 2020 19:21

1. LAS IDEAS DE MODA


Se mezclan evidentemente con la doctrina de fondo, pero tres de ellas son aisladas por el autor para presentarlas, extrañamente, como conclusión del volumen. Dice Max Thurian: "La protesta con respecto al ministerio puede hoy referirse a tres grandes temas: el rechazo de la separación clerical, la crítica a la parroquia institucional y la acusación a la autoridad jerárquica".

Esos tres temas tienen el mérito de ser plenamente ecuménicos. Por cierto que, en su esencia, son más protestantes que católicos. Pero más bien son los católicos los que se destacan en su propagación. De cualquier manera, el Hermano Max Thurian los hace plenamente suyos.

El pastor, al igual que el sacerdote, "ya no quiere seguir siendo un funcionario del culto, sino un enviado y un signo de Cristo en el pueblo sacerdotal de los cristianos", quería "ganarse la vida" etcétera.

En lo que se refiere al celibato, "la vía normal para volver a encontrar la libre elección del celibato, como vocación y carisma, parece que debiera ser la ordenación en el presbiterado de los seglares, padres de familia, que hayan hecho sus pruebas en la responsabilidad familiar..."

Aparte de la parroquia, "hay que orientarse en el sentido de pequeñas comunidades de dimensión humana..."

En cuanto a la autoridad, debe ejercerse en forma colegiada. Colegialidad de los obispos, por una parte, "colegialidad de los presbíteros reunidos en torno del obispo", por la otra.

Todo eso nos resulta familiar.



A CONTINUACIÓN... LA DOCTRINA DE FONDO DEL "HERMANO" MAX THURIAN
ImageImage

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 1351
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: La NUEVA MISA, por Louis Salleron

#56 Message par InHocSignoVinces » jeu. 26 mars 2020 16:26

2. LA DOCTRINA DE FONDO


Como se refiere al conjunto de los problemas referentes al sacerdocio y la eucaristía, la doctrina del hermano Max Thurian no resulta fácil de sintetizar. Sin embargo, algunas frases elegidas nos darán una idea bastante exacta de ella.

—No hay más sacerdotes "que Cristo y todos los bautizados..." "Todos los cristianos son sacerdotes..." "La ordenación del ministro no lo saca de la condición común del laicado..." Dicho de otro modo, Max Thurian niega el sacerdocio ministerial; el sacerdote es únicamente "ministro", o sea, ejerce funciones especiales dentro de la comunidad de laicos, que son sacerdotes colectivamente.

—El obispo, "puesto que gobierna a la Iglesia universal en comunión y en colaboración con todos los obispos, representa y suscita la unidad de la Iglesia universal, que consiste en la unión de las Iglesias regionales entre sí".

—El papa tiene, con relación a los obispos, casi la misma función que el obispo con relación a los ministros de la Iglesia regional.

"Si los obispos se reagrupan colegiadamente en conferencias episcopales, conviene que su colegio episcopal esté presidido por un patriarca (...) En el concilio ecuménico, que reúne a todos los patriarcas y obispos de la Iglesia universal, un patriarca-primado puede desempeñar ese papel pastoral y arbitral".

—En cuanto al sacerdocio, en el relato del lavatorio de pies (Juan XXIII) "el pastor descubre el significado profundo y existencial del aspecto sacerdotal de su ministerio" (...). "El lavatorio de pies puede considerarse con justicia la ordenación de los apóstoles por Cristo, ordenación para el servicio de los demás en la humildad y para la autoridad ministerial en nombre de Cristo servidor".

—En lo que respecta a la eucaristía, el pastor es su ministro; él "preside las comidas, invoca al Espíritu Santo, pronuncia las palabras de Cristo y presenta al Padre la conmemoración de la cruz, de la resurrección y de la intercesión del Hijo, el sacrificio de alabanza y de súplica de la Iglesia. No goza de un poder sacerdotal privado; como pastor de la comunidad cristiana, rodeado de los fieles y junto con ellos, cumple su ministerio de presidencia eucarística y participa en el sacerdocio único de Cristo".


Podríamos seguir repitiendo citas. Todas pondrían de relieve los dos puntos siguientes: el no reconocimiento del Hermano Max Thurian de los caracteres que, en el catolicismo, definen al sacrificio eucarístico y al sacerdocio ministerial del sacerdote. Ello no es de extrañar ya que el Hermano es protestante, y claro está que no entramos a juzgar en absoluto sus convicciones propias. Simplemente queremos mostrar hasta qué punto Taizé se encuentra lejos de Roma. Esa no es razón para no buscar los caminos del acercamiento. Al contrario, hasta es un motivo de empeñarse en buscarlos. Pero es necesario tener conciencia de la realidad para evitar las decepciones.


CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 1351
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: La NUEVA MISA, por Louis Salleron

#57 Message par InHocSignoVinces » sam. 04 avr. 2020 16:02

Recordemos lo que dice el Concilio de Trento:

"Sacrificio y sacerdocio han estado tan unidos por disposición de Dios que uno y otro han existido bajo las dos Leyes. Como en el Nuevo Testamento la Iglesia Católica recibió la institución del Señor, el santo sacrificio visible de la Eucaristía, debe también reconocerse que hay en ella un sacerdocio nuevo, visible y exterior, en el cual el sacerdocio ha sido «cambiado». Ese sacerdocio fue instituido por ese mismo Señor, Salvador nuestro; los apóstoles y sus sucesores en el sacerdocio han recibido el poder de consagrar, ofrecer y distribuir Su cuerpo y Su sangre, como también el de perdonar o retener los pecados: la literatura santa muestra que la tradición de la Iglesia siempre lo enseñó así".


Esa es la doctrina de la Iglesia Católica, que se vuelve a hallar en todas las páginas de las Constituciones y Decretos del Vaticano II. Sacrificio y sacerdocio son dos puntos principales sobre los cuales persiste el desacuerdo entre el catolicismo y el protestantismo. El "Decreto sobre el ecumenismo" lo expresa claramente, si bien en tono muy benévolo (*Nota de Fray Javier del Espíritu Santo, O.P.- en tono muy benévolo... y acomplejado también, diría yo, al igual que la gran mayoría de los documentos del maldito Vaticano 2 cuando se trata de defender a la santa fe católica frente al resto de errores y herejías) :

"Por más que no tengan con nosotros la plena unidad cuya fuente es el bautismo y aun cuando creamos que, debido sobre todo a la ausencia del sacramento del orden, no hayan conservado la sustancia propia e integral del misterio eucarístico, sin embargo las comunidades eclesiales separadas de nosotros, cuando celebran en la santa Cena la conmemoración de la muerte y la resurrección del Señor, profesan que la vida consiste en la comunión en Cristo y aguardan su regreso glorioso". En este texto se advierte con toda claridad lo que tienen de común el catolicismo y el protestantismo, y lo que los separa.


Después de la promulgación del nuevo ordo missae, el Hermano Max Thurian escribió que, de ahora en adelante, es "teológicamente posible" que protestantes y católicos usen los mismos ritos y las mismas oraciones para la celebración de la "Cena". Quizá, pero será en el equívoco, porque la unidad de Fe no se realizará.


CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 1351
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: La NUEVA MISA, por Louis Salleron

#58 Message par InHocSignoVinces » ven. 10 avr. 2020 10:58

La aspiración a la unidad no debe borrar de la conciencia los desacuerdos que subsisten. Si bien se puede, y se debe, "hacer" la verdad en la práctica personal del Evangelio, no se puede "hacer" la verdad en la "praxis" de una "concelebración" o de una "intercomunión" que destierra a la verdad que se profesa.

¿Significa eso obstaculizar la marcha hacia la deseada unidad?

Al contrario, eso significa garantizar las condiciones de su avance recordando el fin por lograr, alejándola de vías que no conducen a ninguna parte.

El fin por lograr es el "sacramento de la unidad" que, por el momento, constituye la señal de separación entre católicos y protestantes. Una comunión psicológica de intención puede preparar la comunión real de fe, pero entre tanto señala los límites que no deben infringirse, so pena de impostura sacrílega.

Al recordar en su libro la doctrina de Taizé, el Hermano Max Thurian presta por igual un servicio a los protestantes y a los católicos que no pueden disociar la unidad, la verdad y la fidelidad.

Al leer ese libro se ve todo el camino que, por suerte, ya se ha recorrido. Pero se ve también el camino, aún mucho más largo, que queda por recorrer 14.


14 Sin embargo, muchos protestantes y, por desgracia, muchos católicos piensan, como los hermanos de Taizé, que la nueva teología católica poco menos que identifica la misa con la cena. En un artículo de Le Monde (10-9-1970) dedicado al examen de un libro del teólogo sueco Vajta, el protestante Roger Mehl escribió: “Si tenemos en cuenta la evolución decisiva de la liturgia eucarística católica, la posibilidad de sustituir el canon de la misa por otras oraciones litúrgicas, la eliminación de la idea según la cual la misa constituiría un sacrificio, la posibilidad de comulgar bajo las dos especies, ya no existen razones para que las Iglesias de la Reforma prohíban a sus fieles tomar parte en la eucaristía en la Iglesia de Roma”. Vajta trae a colación sólo como recuerdo la cuestión de la transubstanciación, porque cree que esa doctrina, a pesar de la encíclica Mysterium Fidei, es objeto de tantas refutaciones entre los teólogos y los sacerdotes que ya no puede considerársela obstáculo decisivo. Asimismo, no debe considerársela más que como un medio intelectual, válido en cierta época de nuestra cultura, de salvaguardar aquello que es esencial: la presencia real de Cristo.


A CONTINUACIÓN... La "Misa evolutiva"

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 1351
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: La NUEVA MISA, por Louis Salleron

#59 Message par InHocSignoVinces » jeu. 23 avr. 2020 20:08

Sección IV - La Misa evolutiva


El 15 de octubre de 1967 la iglesia parroquial de Venhuizen (Holanda) fue escenario de un curioso espectáculo.

El cura H. Kwakman y el pastor J. Lugticheid se pusieron de pie juntos detrás de la mesa del altar. Rezaron la misa juntos, pronunciaron juntos las palabras de la consagración, y distribuyeron juntos la comunión. Los fieles, católicos y protestantes, recibieron la comunión indistintamente de manos del cura o del pastor.

Todo el mundo quedó encantado de esta ceremonia ecuménica. El cura, entrevistado para saber si había pedido la autorización de su obispo, respondió que ni siquiera se le había ocurrido esa idea. La misa evolutiva iniciaba su marcha.

No podríamos volver a recorrer el itinerario total de esa marcha. Pero al menos podemos señalar algunas de sus etapas y de sus aspectos.


A CONTINUACIÓN... PENTECOSTÉS 1968

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 1351
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: La NUEVA MISA, por Louis Salleron

#60 Message par InHocSignoVinces » mer. 29 avr. 2020 20:23

PENTECOSTÉS 1968


El domingo 2 de junio de 1968, día de Pentecostés, se realizó una "celebración eucarística comunitaria" en un departamento particular de la calle de Vaugirard, en París.

Sesenta y una personas, católicos y protestantes, entre ellos varios sacerdotes, escucharon un salmo, un pasaje de los Hechos de los Apóstoles, una oración de intercesión, referida a los acontecimientos —mayo de 1968— y un "antiguo canon de la Iglesia". Paul Ricoeur (protestante) hizo un "comentario eucarístico". Por último, informa Le Monde del 4 de junio, "después de la consagración (¿?), la mayoría de los participantes se dieron ellos mismos la comunión con pan ordinario que cada uno partió, y se pasaron de mano en mano cuatro vasos de vino".

Una carta, firmada en común, informó del acontecimiento a S. E. Mons. Marty y al pastor Westphal. He aquí su texto:
"Hermanos,

"En esta fiesta de Pentecostés de 1968, sesenta y un cristianos, católicos y protestantes, seglares, sacerdotes y pastores, se reunieron para escuchar juntos la Palabra y compartir el pan y el vino eucarísticos.

"Por motivos diversos hemos participado juntos, desde hace años, y en especial durante estas últimas semanas, en luchas políticas de nuestra época, y hemos comprobado el alcance revolucionario del Evangelio. Conscientes de nuestra profunda comunión en la fe, nos hemos visto impulsados a celebrar con un signo común nuestros numerosos encuentros en medio del pueblo de obreros y estudiantes que luchan por su libertad: nos faltaba vivir esta fiesta del reencuentro universal en acción de gracias y esperanza, y no hacerlo separadamente sino juntos. Para nosotros esto no es más que un comienzo: la lucha por la justicia continúa. Solidarios con todos aquellos que libran esa lucha, anunciamos la muerte y la resurrección del Señor presente y por venir.

"Con ese gesto no entendemos separarnos de nuestras comunidades respectivas. Tenemos en cuenta el hecho de que la unidad real de los cristianos sobrepasa hoy las fronteras confesionales: los acontecimientos que hemos vivido juntos durante años y, recientemente en las calles, nos han hecho avanzar más hacia la unidad que muchos de nuestros encuentros ecuménicos en torno de mesas de discusiones teológicas.

"No sabemos si estamos llamados a repetir este gesto, del cual queremos informarlos inmediatamente, porque creemos que debe ser mantenido lejos tanto de la publicidad ruidosa como de la clandestinidad.

"En la alegría de este Pentecostés, sus hermanos los saludan".

Mayor claridad, imposible: católicos y protestantes entienden fundar una Iglesia nueva sobre la base del mensaje evangélico transformado en mensaje de la Revolución. Las "luchas políticas de nuestra época" constituyen para ellos el vínculo de este nuevo ecumenismo.

¿Qué habría de hacer Mons. Marty, el "hermano" Marty, como lo llaman los neo-cristianos de la Revolución?

¿Condenaría a los sacerdotes fundadores de la nueva Iglesia? ¿O simplemente tomaría nota, dolorosamente, de su separación de la Iglesia Católica?

Ha creído su deber contentarse con no felicitarlos.

Comprende, por otra parte, "la búsqueda de comunión que ha unido a esos cristianos"... Pero, agrega, "no podemos aprobar a los católicos, sacerdotes y seglares, que participaron en esa acción eucarística" (Porque se trata de una "acción eucarística". Pero ¿de qué naturaleza, en el espíritu de los sacerdotes que en ella "participaron"?). Y repite: "No podemos, por lo tanto, reconocer ese gesto de nuestros hermanos. Más aún, lo lamentamos".

Y eso fue todo.


A CONTINUACIÓN... LA COMIDA DE COIRE

Répondre

Revenir à « Textos en español »

Qui est en ligne ?

Utilisateurs parcourant ce forum : Aucun utilisateur inscrit et 2 invités