CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

Message
Auteur
Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2013
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#11 Message par InHocSignoVinces » mar. 22 sept. 2020 19:45

4. Parece que lo demasiado entre nosotras no puede
ser malo, y trae tanto mal y tantas imperfeciones consigo,
que no creo lo creerán sino los que han sido testigos de
vista. Aquí hace el demonio muchos enredos, que en conciencias
que tratan groseramente de contentar a Dios se
sienten poco y les parece virtud; y las que tratan de perfeción
lo entienden mucho, porque poco a poco quita la
fuerza a la voluntad para que del todo se emplee en amar
a Dios.



Y en mujeres creo debe ser esto aun más que en hombres,
y hace daños para la Comunidad muy notorios; porque
de aquí viene el no se amar tanto todas, el sentir el
agravio que se hace a la amiga, el desear tener para regalarla,
el buscar tiempo para hablarla y muchas veces
más para decirle lo que la quiere, y otras cosas impertinentes,
que lo que ama a Dios: porque estas amistades
grandes pocas veces van ordenadas a ayudarse a amar
más a Dios, antes creo las hace comenzar el demonio
para comenzar bandos en las Religiones; que cuando es
para servir a Su Majestad, luego se parece que no va la
voluntad con pasión, sino procurando ayuda para vencer
otras pasiones. Y destas amistades querría yo muchas
donde hay gran convento, que en esta casa, que no son
más de trece (ni lo han de ser), aquí todas han de ser amigas,
todas se han de amar, todas se han de querer, todas
se han de ayudar; y guárdense destas particularidades,
por amor del Señor, por santas que sean, que aun entre
hermanos suele ser ponzoña, y ningún provecho en ello
veo; y si son deudos, muy peor: es pestilencia.



Y créanme, hermanas, que aunque os parezca que este
es extremo, en él está gran perfeción y gran paz, y se
quitan muchas ocasiones a las que no están muy fuertes;
sino que si la voluntad se inclinare más a una que a otra
(que no podrá ser menos, que es natural, y muchas veces
nos lleva a amar lo más ruin, si tiene más gracias de naturaleza),
que nos vamos mucho a la mano, a no nos dejar
enseñorear de aquella afición.



CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2013
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#12 Message par InHocSignoVinces » lun. 28 sept. 2020 23:44

5. Amemos las virtudes y lo bueno interior, y siempre
con estudio trayamos cuidado de apartarnos de hacer
caso desto exterior.
No consintamos, oh hermanas,
que sea esclava de nadie nuestra voluntad, sino del que
la compró por su sangre;
miren que, sin entender cómo,
se hallarán asidas que no se pueden valer. ¡Oh, válame
Dios! Las niñerías que vienen de aquí no tienen cuento;
y porque son tan menudas que sólo las que lo ven lo
entenderán y creerán, no hay para qué las decir aquí.
Y porque no se entiendan tantas flaquezas de mujeres y
no deprendan las que no lo saben, no las quiero decir
por menudo. Mas cierto a mí me espantan algunas veces
verlas, que yo por la bondad de Dios en este caso jamás
me así mucho; mas como digo, vilo muchas veces, y en
los más monasterios temo que pasa, porque en algunos
lo he visto y sé que para mucha religión y perfeción es
malísima cosa en todas, y en las perladas sería pestilencia;
esto ya se está dicho.



Mas en atajar estas parcialidades es menester gran
cuidado desde el principio que se comienza la amistad,
y esto más con industria y amor, que con rigor. Para remedio
desto es gran cosa no estar juntas sino las horas
señaladas, ni hablarse conforme a la costumbre que ahora
llevamos, que es no estar juntas, como manda la Regla,
sino cada una apartada en su celda.
Líbrense en San José
de tener casa de labor, porque aunque es loable costumbre,
con más facilidad se guarda el silencio cada una por
sí. Y acostumbrarse a soledad es gran cosa para la oración,
y pues éste ha de ser el cimiento desta casa,
y a
esto nos juntamos más que a otra cosa, es menester traer
estudio en aficionarnos a lo que a esto más nos ayuda.



6. Tornando a el amarnos unas a otras, parece cosa
impertinente encomendarlo; porque ¿qué gente hay tan
bruta, que tratándose siempre y estando en compañía, y
no habiendo de tener otras conversaciones ni otros tratos
ni recreaciones con personas de fuera de casa, y creyendo
las ama Dios y ellas a Él (pues por Su Majestad lo
dejan todo), que no cobre amor? En especial, que la virtud
siempre convida a ser amada, y ésta, con el favor de Dios
(espero yo en Su Majestad), siempre la habrá en las desta
casa. Ansí que en esto no hay que encomendar mucho,
a mi parecer, en cómo ha de ser este amarse, y qué cosa
es amor virtuoso el que yo deseo haya aquí, y en qué
veremos tenemos esta grandísima virtud (que es bien
grande, pues Nuestro Señor tanto nos la encomendó, y
tan encargadamente a sus Apóstoles), desto querría yo
decir ahora un poquito conforme a mi rudeza. Y si en
otros libros tan menudamente lo halláredes, no toméis
nada de mí, que por ventura no sé lo que digo.



CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2013
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#13 Message par InHocSignoVinces » sam. 10 oct. 2020 19:54

7. De dos maneras de amor es lo que trato; una es
puro espiritual, porque ninguna cosa parece toca a la
sensualidad, ni la ternura de nuestra naturaleza, de manera
que quite su puridad. Otra es espiritual, y que junto
con ella nuestra sensualidad y flaqueza, y es buen amor,
y que parece lícito como el de los deudos y amigos.
Deste ya queda algo dicho. Del que es espiritual, sin que
entrevenga pasión ninguna, quiero ahora hablar; porque
en habiéndola va todo desconcertado este concierto; si
con templanza y discreción tratamos el amor que tengo
dicho, va todo meritorio; porque lo que nos parece sensualidad
se torna en virtud; sino que va tan entremetido,
que a veces no hay quien lo entienda, en especial si es
algún confesor; que personas que tratan oración, si le
ven santo, y las entiende la manera de proceder, tómase
mucho amor. Y aquí da el demonio gran batería de escrúpulos
que desasosiega el alma harto, que esto pretende
él; en especial si el confesor la trae a más perfeción,
apriétala tanto, que le viene a dejar, y no la deja
con uno ni con otro.



8. Lo que en esto pueden hacer es procurar no ocupar
el pensamiento en si quieren o no quieren; sino si
quieren, quieran; porque pues cobramos amor a quien
nos hace algunos bienes al cuerpo, quien siempre procura
y trabaja de hacerlos al alma, ¿por qué no le hemos
de querer? Antes tengo por gran principio de aprovechar
mucho tener amor al confesor, si es santo y espiritual y
veo que pone mucho en aprovechar mi alma; porque es
tal nuestra flaqueza, que algunas veces nos ayuda mucho
para poner por obra cosas muy grandes en servicio de
Dios.



Si no es tal como he dicho, aquí está el peligro, y puede
hacer grandísimo daño entender él que le tienen voluntad;
y en casas muy encerradas, mucho más que en
otras. Y porque con dificultad se entenderá cuál es tan
bueno, es menester gran cuidado y aviso. Porque decir
que no entienda él que hay voluntad y que se lo digan,
esto sería lo mejor; mas aprieta el demonio de arte y no
da ese lugar, porque todo cuanto tuviere que confesar le
parecerá es aquello, y que está obligada a confesarlo.
Por esto querría yo creyesen no es nada, ni hiciesen
caso de ello. Lleven este aviso si en el confesor entendieren
que todas sus pláticas son para aprovechar su
alma, y no le vieren ni entendieren otra vanidad (que
luego se entiende a quién no se quiere hacer boba) y le
entendieren temeroso de Dios, por ninguna tentación
que ellas tengan de mucha afición se fatiguen, sino desprecíenla
y aparten la vista della, que de que el demonio
se canse, se les quitará.



CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2013
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#14 Message par InHocSignoVinces » jeu. 15 oct. 2020 19:44

Mas si en el confesor se entendiere va encaminado a
alguna vanidad, todo lo tengan por sospechoso; y en
ninguna manera, aunque sean pláticas buenas las tengan
con él, sino con brevedad confesarse y concluir. Y lo
mejor sería decir a la perlada que no se halla bien su
alma con él, y mudarle; esto es lo más acertado, si se
puede hacer sin tocarle en la honra. En caso semejante,
y otros que podría el demonio en cosas dificultosas enredar,
y no se sabe qué consejo tomar, lo más acertado
será procurar hablar a alguna persona que tenga letras
(que habiendo necesidad, dase libertad para ello), y confesarse
con él, y hacer lo que dijere en el caso. Porque
ya que no se puede dejar de dar algún medio, podríase
errar mucho. Y ¿cuántos yerros pasan en el mundo por
no hacer las cosas con consejo, en especial en lo que
toca a dañar a nadie? Dejar de dar algún medio, no se
sufre: porque cuando el demonio comienza por aquí, no
es por poco, si no se ataja con brevedad. Y ansí, lo que
tengo dicho de procurar hablar con otro confesor, es lo
más acertado si hay disposición (y espero en el Señor si
habrá) y poner lo que pudieren en no tratar con él, aunque
sientan la muerte.



Miren que va mucho en esto, que es cosa peligrosa y
un infierno y daño para todas. Y digo que no aguarden a
entender mucho mal, sino que al principio le atajen por
todas las vías que pudieren y entendieren; con buena
conciencia lo pueden hacer. Mas espero yo en
el Señor
no permitirá que personas que han de tratar siempre en
oración puedan tener voluntad sino a quien sea muy
siervo de Dios; que esto es muy cierto, o lo es que no
tienen oración, ni perfeción, conforme a lo que aquí se
pretende; porque si no ven que entiende su lenguaje y es
aficionado a hablar en Dios, no le podrán amar, porque
no es su semejante.
Si lo es, con las poquísimas ocasiones
que aquí habrá, o será muy simple, o no querrá desasosegarse
y desasosegar las siervas de Dios. Ya que he
comenzado a hablar en esto, que, como he dicho, es todo
o el mayor daño que el demonio puede hacer a monasterios
encerrados, y muy tardío en entenderse, y ansí se
puede ir estragando la perfeción sin saber por dónde;
porque si éste quiere dar lugar a la vanidad, por tenerla él,
lo hace todo poco aun para las otras. Dios nos libre, por
quien Su Majestad es, de cosas semejantes. A todas las
monjas bastan a turbar, porque sus conciencias les dice
al contrario de lo que el confesor, y si las aprietan en que
tengan uno solo, no saben qué hacer, ni cómo se sosegar;
porque quien lo había de quietar y remediar, es quien hace
el daño. Hartas aflicciones destas debe haber en algunas
partes; háceme gran lástima, y ansí no os espantéis
ponga mucho cuidado en daros a entender este peligro.



CONTINUARÁ...
Image

SANTA TERESA DE ÁVILA, ORA PRO NOBIS !

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2013
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#15 Message par InHocSignoVinces » mer. 21 oct. 2020 11:59

CAPÍTULO V

Prosigue en los confesores, dice lo que importa sean letrados.


1. No dé el Señor a probar a nadie en esta casa el
trabajo que queda dicho, por quien Su Majestad es, de
verse alma. y cuerpo apretados. O que si la perlada está
bien con el confesor, que ni a él della, ni a ella del, no
osan decir nada. Aquí verná la tentación de dejar de confesar
pecados muy graves por miedo las cuitadas de no
estar en desasosiego. ¡Oh, válame Dios, qué daño puede
hacer aquí el demonio, y qué caro les cuesta el negro
apretamiento y honra, que porque no traían más que un
confesor, piensan granjean gran cosa de religión y honra
del monasterio, y ordena por esta vía el demonio coger
las almas, como no puede por otra! Si las tristes piden
otro, luego parece va perdido el concierto de la religión;
o que si no es de la Orden, aunque sea un santo, aun en
tratar con él les parece hacen afrenta a toda la Orden.



Alabad mucho, hijas, a Dios por esta libertad que ahora
tenéis, que aunque no ha de ser para con muchos, podéis
tratar con algunos, aunque no sean los ordinarios confesores
que os den luz para todo. Y esta mesma libertad
santa pido yo por amor del Señor a la que estuviere por
mayor; procure siempre con el Obispo o provincial, que,
sin los confesores ordinarios, procure algunas veces tratar
ella, y todas, y comunicar sus almas con personas que
tengan letras, en especial si los confesores no las tienen,
por buenos que sean. Dios las libre, por espíritu que uno
les parezca tenga (y en hecho de verdad le tenga), regirse
en todo por él, si no es letrado. Son gran cosa letras para
dar en todo luz. Será posible hallar lo uno y lo otro junto
en algunas personas; y mientras más merced el Señor os
hiciere en la oración, es menester más ir bien fundadas
sus obras, y oración.



CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2013
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#16 Message par InHocSignoVinces » mar. 27 oct. 2020 13:04

2. Ya sabéis que la primera piedra ha de ser buena
conciencia, y con todas vuestras fuerzas libraros aun de
pecados veniales, y seguir lo más perfeto.
Parecerá que
esto cualquier confesor lo sabe, y es engaño. A mí me
acaeció tratar con uno cosas de conciencia, que había
oído todo el curso de Teología, y me hizo harto daño en
cosas que me decía no era nada; y sé que no pretendía
engañarme, ni tenía para qué, sino que no supo más; y
con otros dos o tres, sin éste, me acaeció.
Este tener
verdadera luz para guardar la ley de Dios con perfeción,
es todo nuestro bien: sobre éste asienta bien la oración,
sin este cimiento fuerte todo el edificio va falso; ansí que
gente de espíritu y letras han menester tratar.
Si el confesor
no pudieren lo tenga todo, a tiempo procurar otros;
y si por ventura las ponen precepto, no se confiesen con
otros, sin confesión traten su alma con personas semejantes
a lo que he dicho. Atrévome más a decir: que aunque
el confesor lo tenga todo, algunas veces se haga lo
que digo, porque ya puede ser él se engañe, y es bien no
se engañen todas por él: procurando siempre no se haga
cosa contra la obediencia, que medios hay para todo, y
vale mucho un alma para que procuren por todas maneras
su bien, cuanto más las de muchas.



3. Todo esto que he dicho toca a la perlada: y ansí la
torno a pedir que, pues aquí no se pretende tener otra consolación
sino la del alma, procure en esto su consolación,
que hay diferentes caminos por donde lleva Dios, y no
por fuerza los sabrá todos un confesor; que yo aseguro
no les falten personas santas que quieran tratarlas y consolar
sus almas, si ellas son las que han de ser, aunque
seáis pobres; que el que las sustenta los cuerpos, despertará
y porná voluntad á quien con ella dé luz a sus almas,
y remediase este mal, que es el que más yo temo: que
cuando el demonio tentase al confesor en engañarle en
alguna doctrina, como vea trata otros, iráse a la mano, y
mirará mejor en todo lo que hace.



Quitada esta entrada al demonio, yo espero en Dios no
la terna en esta casa; y ansí pido por amor del Señor al
obispo o perlado que fuere, que deje a las hermanas esta
libertad, y que cuando las personas fueren tales que tengan
letras y bondad (que luego se entienden en lugar tan
chico como éste), no las quite, que algunas veces se confiesen
con ellos, aunque haya confesores: que para muchas
cosas sé que conviene, y que el daño que puede
haber es ninguno en comparación del grande, y disimulado,
y casi sin remedio que hay en lo otro. Que esto
tienen los monasterios, que el bien cáese presto si con
gran cuidado no se guarda; y el mal, si una vez se comienza,
es dificultosísimo de quitarse, y muy presto la costumbre
se hace hábito de cosas imperfetas.



CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2013
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#17 Message par InHocSignoVinces » mar. 03 nov. 2020 19:55

4. Esto que aquí he dicho téngolo visto y entendido
y tratado con personas doctas y santas, que han mirado
lo que más convenía a esta casa, para que la perfeción
della fuese adelante. Y entre los peligros (que en todo
los hay mientras vivimos), éste hallaremos ser el menor,
y que nunca haya Vicario que tenga mano de entrar, y
mandar, y salir, ni confesor que tenga esta libertad, sino
que éstos sean para celar el recogimiento y honestidad
de la casa, y aprovechamiento interior y exterior, para
decirlo al Perlado cuando hubiere falta, mas que no sea
el Superior. Y esto es lo que se hace ahora, y no por solo
mi parecer, porque el Obispo que ahora tenemos, debajo
de cuya obediencia estamos (que por causas muchas que
hubo no se dio la obediencia a la Orden), que es persona
amiga de toda religión y santidad, gran siervo de Dios
(llámase D. Alvaro de Mendoza, de gran nobleza de linaje
y muy aficionado a favorecer a esta casa de todas
maneras), hizo juntar personas de letras, y espíritu, y experiencia
para este punto, y se vino a determinar esto
después de harta oración de muchas personas y mía,
aunque miserable. Razón será que los perlados que vinieren
se lleguen a este parecer, pues por tan buenos está
determinado y con hartas oraciones pedido al Señor
alumbrase lo mejor, y a lo que se entiende hasta ahora,
cierto esto lo es. El Señor sea servido llevarlo siempre
adelante como más sea para su gloria. Amén.



CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2013
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#18 Message par InHocSignoVinces » mar. 10 nov. 2020 14:09

CAPITULO VI

Torna a la materia que comenzó del amor perfeto.


1. Harto me he divertido, mas importa tanto lo que
queda dicho, que quien lo entendiere no me culpará. Tornemos
ahora al amor que es bueno y lícito que nos tengamos
Del que digo es puro espiritual, no sé si sé lo que
me digo, al menos paréceme no es menester mucho hablar
en él,
porque temo le tienen pocas; a quien el Señor
se le hubiere dado, alábele mucho, porque debe ser grandísima
perfeción.
En fin, quiero tratar algo dél; por ventura
hará algún provecho, que poniéndonos delante de los
ojos la virtud, aficiónase a ella quien la desea y pretende
ganar. Plega a Dios yo sepa entenderle, cuantimás decirle
que ni creo sé cuál es espiritual, ni cuándo se mezcla sensual,
ni sé cómo me pongo a hablar en ello. Es como
quien oye hablar desde lejos, que no entiende lo que dicen;
ansí soy yo, que algunas veces no debo entender lo
que digo, y quiere el Señor sea bien dicho: si otras fuere
dislate, es lo más natural a mí no acertar en nada.



2. Paréceme ahora a mí, que cuando una persona
allegándola Dios a claro conocimiento de lo que es el
mundo, y que hay otro mundo, y la diferencia que hay de
lo uno a lo otro, y que lo uno es eterno y lo otro soñado,
y qué cosa es amar al Criador, o a la criatura (esto visto
por experiencia, que es otro negocio que sólo pensarlo y
creerlo
), y ver y probar qué se gana con lo uno y se
pierde con lo otro, y qué cosa es Criador, y qué cosa es
criatura y otras muchas cosas que el Señor enseña con
verdad y claridad a quien se quiere dar a ser enseñado
dél en la oración, o a quien Su Majestad quiere; que aman
muy diferentemente de los que no hemos llegado aquí.

Podrá ser, hermanas, que os parezca impertinente tratar
en esto, y que digáis que estas cosas que he dicho todas
las sabéis. Plega al Señor sea ansí, que lo sepáis de la
manera que hace al caso, imprimiéndolo en las entrañas.
Pues si lo sabéis, veréis que no miento en decir que a
quien el Señor llega aquí, tiene este amor.
Son estas personas
(las que Dios llega a este estado) almas generosas,
almas reales. No se contentan con amar cosa tan ruin
como estos cuerpos por hermosos que sean, por muchas
gracias que tengan, bien que aplace a la vista, y alaban al
Criador; mas para detenerse en ello, no.
Digo detenerse
de manera que por estas cosas le tengan amor; parecerles
ía que aman cosa sin tomo, y que se ponen a querer
sombra, correrse ían de sí mesmos, y no tenían cara sin
gran afrenta suya para decir a Dios que le aman.



3. Diréisme: esos tales no sabrán querer, ni pagar la
voluntad que se les tuviere. Al menos dáseles poco de
que se la tengan, y ya que de presto algunas veces el
natural lleva a holgarse de ser amados, en tornando sobre
sí, ven que es disbarate, si no son personas que han de
aprovechar a su alma con doctrina o con oración. Todas
las otras voluntades les cansan, que entienden les hacen
ningún provecho, y les podrían dañar: no porque las dejan
de agradecer y pagar con encomendarlos a Dios, tomándolo
como cosa que echan cargo al Señor los que las
aman, que entienden viene de allí. Porque en sí no les
parece que hay que querer, y luego les parece las quieren,
porque las quiere Dios, y dejan a Su Majestad lo pague,
y se lo suplican, y con esto quedan libres y paréceles que
no les toca. Y bien mirado, si no es con las personas que
digo, que nos pueden hacer bien para ganar bienes perfetos,
yo pienso algunas veces cuán gran ceguedad se
trae en este querer que nos quieran.



CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2013
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#19 Message par InHocSignoVinces » mer. 18 nov. 2020 20:35

4. Ahora noten que como en el amor, cuando de alguna
persona le queremos,
siempre pretendemos algún interese
de provecho y contento nuestro,
y estas personas
perfetas ya tienen debajo de los pies todos los bienes que
en el mundo les puedan hacer, y los regalos, y los contentos,
y están de suerte que, aunque ellas quieran, amanera
de decir, no le pueden tener, que lo sea fuera de con
Dios, y en tratar de Dios, no hallan qué provecho les
pueda venir de ser amadas, y ansí, no curan de serlo.
Y
como se les representa esta verdad, de si mesmos se ríen
de la pena que algún tiempo les ha dado, si era pagada o
no su voluntad; que aunque sea buena la voluntad, luego
nos es muy natural querer ser pagada. Venida a cobrar
esta paga, es en pajas, que todo es aire, y sin tomo, que
se lo lleva el viento; porque cuando mucho nos hayan
querido, ¿qué es esto que nos queda?
Ansí que si no es
para provecho de su alma con las personas que tengo dichas,
porque ven ser tal nuestro natural, que si no hay
algún amor luego se cansa, no se les da más ser queridas
que no. Pareceros ha que estos tales no quieren a nadie,
ni saben sino a Dios. Mucho más quieren, y con más
verdadero amor, y más provechoso, y con más intensión;
en fin: es amor. Y estas tales almas son siempre aficionadas
a dar mucho más que no a recibir, y aun con el mesmo
Criador les acaece eso. Esto digo, que merece este
nombre de amor:
que estotras aficiones bajas le tienen
usurpado el nombre.



5. También os parecerá que si no aman por las cosas
que ven, ¿que a qué se aficionan? Verdad es que lo que
ven aman, y a lo que oyen se aficionan; mas estas cosas
que ven son estables. Luego éstos si aman, pasan por los
cuerpos, y ponen los ojos en las almas, y miran si hay
qué amar; y si no lo hay, y ven algún principio o disposición,
para que si cavan hallarán oro en esta mina, si la
tienen amor no las duele el trabajo. Ninguna cosa se les
pone delante que de buena gana no la hiciesen por el bien
de aquella alma, porque desean durar en amarla, y saben
muy bien que si no tiene bienes y ama mucho a Dios, que
es imposible. Y digo que es imposible, aunque más la
obligue y se muera queriéndola, y le haga todas las buenas
obras que pueda, y tenga todas las gracias de naturaleza
juntas, no terná fuerza de voluntad ni la podrá hacer
estar con asiento. Ya sabe y tiene experiencia de lo que
es todo, no le echará dado falso.



Ve que no son para en uno, y que es imposible durar
el quererse el uno al otro; porque es amor que se ha de
acabar con la vida, si el otro no va guardando la ley de
Dios, y entiende que no le ama, y que han de ir a diferentes
partes.
Y este amor, que sólo acá dura, alma destas a
quien el Señor ha infundido verdadera sabiduría no le estima
en más de lo que vale ni en tanto; porque para los
que gustan de gustar de cosas del mundo, deleites, honras
y riquezas, algo valdrá si es rico, o tiene partes para
dar pasatiempo y recreación; mas quien todo esto aborrece,
ya poco o nada se le dará de aquello.
Ahora, pues,
aquí si tiene amor, es la pasión por hacer esta alma ame
a Dios para ser amada dél (porque como digo, sabe que
no ha de durar en quererla de otra manera, y que es amor
muy a su costa), no deja de poner todo lo que puede,
porque se aproveche; perdería mil vidas por un pequeño
bien suyo. ¡Oh, precioso amor que va imitando al capitán
del amor, Jesús nuestro bien!



CONTINUARÁ...

Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 2013
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: CAMINO DE PERFECCIÓN - Santa Teresa de Jesús

#20 Message par InHocSignoVinces » mar. 01 déc. 2020 20:03

CAPITULO VII

En que trata de la mesma materia de amor espiritual, y de algunos avisos para ganarle.


1. Es cosa extraña, qué apasionado amor es éste. ¡Qué lágrimas cuestas! ¡Qué penitencias y oración! ¡Qué cuidado de encomendar a todos lo que piensa le ha de aprovechar con Dios, para que se le encomienden! ¡Qué deseo ordinario, un no traer contento si no le ve aprovechar! Pues si le parece está mejorado, y le ve que torna algo atrás, no parece ha de tener placer en su vida: ni come, ni duerme, sino con este cuidado, siempre temerosa, si alma que tanto quiere se ha de perder, y si se han de apartar para siempre (que la muerte de acá no la tiene en
nada), que no quiere asirse a cosa que en un soplo se le va de entre las manos sin poderla asir. Es, como he dicho, amor sin poco ni mucho de interese propio; todo lo que desea y quiere es ver rica aquella alma de bienes del cielo.
Esta sí es voluntad, y no estos quereres de por acá desastrados, aun no digo los malos, que desos Dios nos libre; en cosa que es infierno no hay que nos cansar en decir mal, que no se puede encarecer el menor mal dél. Este no hay para qué tomarle nosotras, hermanas, en la boca, ni pensar le hay en el mundo; ni en burlas, ni en
veras oirle, ni consentir que delante de vosotras se trate ni cuente de semejantes voluntades. Para ninguna cosa es bueno, y podría dañar aun oirlo; sino de estotros lícitos, como he dicho, que nos tenemos unas a otras, y se tienen los deudos y amigos. Toda la voluntad es que no se nos muera: si le duele la cabeza, parece nos duele el alma. Si los vemos con trabajos, no queda, como dicen, paciencia; todo desta manera. Estotra voluntad no es ansí, aunque con la flaqueza natural se sienta algo de presto, luego la razón mira si es bien para aquel alma, si se enriquece más en virtud, y cómo lo lleva, el rogar a Dios le dé paciencia y merezca en los trabajos. Si ve que la tiene, ninguna pena siente, antes se alegra y consuela; bien que lo pasaría de mejor gana que vérselo pasar, si el mérito y ganancia que hay en padecer pudiese todo dárselo, mas no para que se inquiete ni desasosiegue.



2. Torno otra vez a decir que se parece va imitando este amor al que nos tuvo el buen amador Jesús, y ansí aprovechan tanto, porque es abrazar todos los trabajos, y que los otros sin trabajar se aprovechasen dellos. Ansí ganan muy mucho los que tienen su amistad, y crean que, o los dejarán de tratar con particular amistad, digo, o acabarán con Nuestro Señor que vayan por su camino, pues van a una tierra, como hizo Santa Mónica con San Agustín. No les sufre el corazón tratar con ellos doblez, ni verles falta, si piensan les ha de aprovechar. Y ninguna vez se les acuerda desto, con el deseo que tienen de verlos muy ricos, que no se lo digan. ¿Qué rodeos traen por esto con andar descuidados de todo el mundo? No pueden consigo acabar otra cosa, ni tratan de lisonja con ellos, ni de disimularles nada. O ellos se enmendarán, o se apartarán de la amistad, porque no podrán sufrirlo, ni es de sufrir; para el uno y para el otro es contina guerra, con andar descuidados de todo el mundo, y no trayendo cuenta si sirven a Dios, o no, porque sólo consigo mesmo la tienen: con sus amigos no hay poder hacer esto, ni se les encubre cosa: las motitas ven; digo, que traen bien pesada cruz. ¡Oh, dichosas almas que son amadas de las tales! ¡Dichoso el día en que las conocieron!


CONTINUARÁ...

Répondre

Revenir à « Sainte Thérèse d'Avila »

Qui est en ligne ?

Utilisateurs parcourant ce forum : Aucun utilisateur inscrit et 1 invité