MEDITACIONES PARA EL TIEMPO PASCUAL DE SANTO TOMÁS DE AQUINO, O.P.

Message
Auteur
Avatar de l’utilisateur
InHocSignoVinces
Messages : 1500
Inscription : dim. 26 août 2018 11:43
Localisation : Couronne d'Aragon

Re: MEDITACIONES PARA EL TIEMPO PASCUAL DE SANTO TOMÁS DE AQUINO, O.P.

#71 Message par InHocSignoVinces » dim. 21 juin 2020 11:28

Viernes posterior al II domingo después de Pentecostés

EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Mi corazón se ha hecho como cera que se derrite en medio de mi
vientre
(Sal 21, 15.)


El derretimiento pertenece al amor. Mi alma se derritió (Cant 5, 6).
Antes que un cuerpo se derrita, es duro y compacto en sí mismo; al derretirse,
se esparce y de sí tiende a otra cosa. También a veces se endurece el
temor, cuando no es grande, y así ocurre con el amor; pues cuando sobreviene
el amor el hombre tiende a otra cosa que antes estaba en él. Este
derretimiento puede entenderse de Cristo en cuanto es cabeza de la Iglesia;
porque este derretirse procede del Espíritu Santo, y está en el fondo de las
entrañas, es decir, del corazón.


Por el corazón de Cristo puede entenderse también la sagrada
Escritura, la cual nos revela el Corazón de Cristo.

Todo esto estaba cerrado antes de la Pasión, porque era obscuro, pero
llegó a ser claro por la Pasión, porque los que comprenden, lo estudian, y
disciernen cómo deben ser expuestas las profecías.



(In Psal., XXXI)


II. ¿Qué cosa es el hombre para que lo engrandezcas o por qué pones
sobre él tu corazón?
(Job 7, 17).

¿Qué es el hombre? Esto es: ¡qué pequeño y débil de cuerpo! Lo
engrandeces con gran honor entre las demás criaturas. Pones sobre él tu
corazón,
es decir, guardándolo y protegiéndolo con especial cuidado.

Aunque todas las cosas están sometidas a la divina Providencia, sin
embargo, de distinta manera están dispuestas por Dios en relación con los
demás seres del universo.
Los seres que tienen cierta perpetuidad, concurren
especialmente a la perfección del universo y son administrados por sí
mismos por Dios; los que carecen de perpetuidad, pertenecen
accidentalmente a la perfección del universo, y no son gobernados por sí
mismos, sino por la conservación de la especie. Pero el hombre es perpetuo
como especie y como individuo, y por eso Dios pone sobre él su corazón y
provee a su bien.


¿Cómo pone Dios sobre él su corazón? Muéstralo cuando añade: Le
visitas de madrugada
(Job 7, 18), esto desde su nacimiento, procurándole
con su Providencia las cosas necesarias a la vida y a su engrandecimiento
tanto corporal como espiritual; y de repente le pruebas, es decir, por las
adversidades, en las cuales aparece cómo hace pruebas de su virtud. El
horno prueba las vasijas de barro; y la tentación de la tribulación, a los
hombres justos. Se dice que Dios prueba al hombre, no para saber lo que es
el hombre, sino para darlo a conocer a los otros, y para que él se conozca a sí
mismo.



(In Job., VIII)
Image

Répondre

Revenir à « Temporal&Sanctoral de l'année liturgique »

Qui est en ligne ?

Utilisateurs parcourant ce forum : Aucun utilisateur inscrit et 1 invité